Psicología Infantil

Trastornos emocionales de la infancia y adolescencia

Cualquier acontecimiento o actuación implica una experiencia emocional, pudiendo ser de mayor o menor intensidad, estando omnipresente en todos los niveles de nuestra vida. Por lo que, ¿cómo no darle importancia a las emociones si inundan toda nuestra vida?

“Casi todo el mundo piensa que sabe qué es una emoción hasta que intenta definirla. En ese momento prácticamente nadie afirma poder entenderla” (Wenger, Jones y Jones 1962, pg. 3) Las emociones no se ven, no se escuchan, no se pueden tocar, estas son reacciones psicofisiológicas internas que solo uno mismo puede sentir, de ahí que cuando intentamos explicarlas, parezca no haber palabra que las definan. Las emociones no solo son responsables de cómo nos sentimos, sino también de cómo actuamos, de cómo nos enfrentamos a la vida, de cómo nos relacionamos, de cómo nos valoramos y valoramos lo que nos rodea…

Los niños y en ocasiones los adolescentes, no saben o no pueden expresar lo que sienten de igual manera que lo hacen los adultos, por lo que en mucha ocasiones sus conflictos y problemas pueden pasar desapercibidos para nosotros. Por ello, los problemas emocionales, durante la primera infancia, precisan de una mirada y una escucha muy atenta y especial,  que nos ayude a detectarlos de manera precoz.

Principales manifestaciones de los trastornos emocionales en la infancia:

  • Muestras de tristeza.
  • Cambios en el estado de ánimo.
  • Malhumor
  • Conductas agresivas.
  • Irritabilidad
  • Sensibilidad, llora fácilmente.
  • Negativismo, resulta difícil de complacer.
  • Quejas somáticas (dolores de barriga frecuentes…)
  • Pérdida de apetito.
  • Insomnio, sueño inquieto.
  • Retraimiento social.
  • Pérdida de interés por lo que le rodea.
  • Fatiga física.
  • Dificultades escolares.
  • Timidez
  • Dificultades para mantener la atención.
  • Hiperkinesia
  • Miedos nocturnos.

Las personas que rodean a los niños y adolescentes, en muchas ocasiones son su voz, sus manos y sus pies. Está en nosotros saber identificar su malestar y pedir ayuda para prevenir e intervenir en estos problemas emocionales que serán claves para que puedan tener un desarrollo óptimo y saludable.

Podemos ayudarte

Pincha aqui