Psicología infantil

Trastorno por déficit de atención con Hiperactividad

Los niños que presentan este trastorno se caracterizan por tener dificultades para mantener la atención, tener una excesiva actividad motriz y ser muy impulsivos.

Les cuesta mucho permanecer sentados y seguir una rutina, suelen ser muy desorganizados, tienden a desconectar durante las clases y en consecuencia no realizan las tareas escolares de forma satisfactoria.

Suelen estar en continuo movimiento y cuando están sentados siguen moviendo una pierna, o mordiendo el lápiz, o haciendo movimientos con las manos entre otros. La mayoría de las veces no son conscientes de que están haciendo todo esto.

Tienden a precipitarse cuando se les hace una pregunta o cuando se les pide que hagan algo. No respetan los turnos de palabra durante una conversación. Les cuesta estructurar sus ideas y en consecuencia sus exposiciones orales resultan un poco caóticas ya que no siguen un orden.

Al igual que los niños con TDA suelen ser niños muy creativos, que siempre están inventando cosas. Esto es algo muy positivo y es importante guiarles para que sepan aplicar esa creatividad y ese entusiasmo a la realización de las distintas tareas que le son encomendadas.

El TDA y el TDAH suelen ir asociados a dificultades de aprendizaje, especialmente en lectura, escritura, cálculo y matemáticas.

Los Objetivos Generales que perseguimos desde PSH con niños que presenten este tipo de trastornos son:

  • Desarrollar la capacidad para orientar y mantener la atención en una tarea durante periodos de tiempo cada vez más prolongados.
  • Trabajar ejercicios de estimulación cognitiva; que impliquen razonamiento, atención, memoria, resolución de problemas, toma de decisiones y un correcto procesamiento del lenguaje.
  • Aprender a planificar su trabajo y pensamiento mediante
  • Adquirir un hábito de trabajo.
  • Aprender a utilizar técnicas de estudio.
  • Mejorar e incrementar su
  • Fomentar la confianza en sí mismo.
  • Aprender pautas que le permitan relajarse en momentos de frustración.
  • Aprender a hacer una valoración más objetiva de sus errores sin hacerle sentir infravalorado y culpable.

En el caso de los niños con TDAH además de todos los objetivos anteriormente citados, haremos especial hincapié en:

  • Aprender a manejar su hiperactividad motriz.
  • Trabajar la reflexividad y el autocontrol ante las tareas escolares.
  • Aprender a manejar su impulsividad, evitando la precipitación de sus respuestas.

Podemos ayudarte

Pincha aquí