Psicología Adultos

La psicología es una herramienta, también puede ser una ciencia, o puede ser una experiencia. Lo cierto es, que la psicología puede ser cada una de esas cosas, puede ser una herramienta que nos ayude a construir algo que queremos lograr, puede ser la ciencia que de explicación a lo que ocurre dentro y fuera de nosotros, pero también puede ser una experiencia que nos deje ver cosas que no conocíamos o a las que no prestábamos atención.

La razón por la que un adulto puede necesitar acudir a un psicólogo no está escrita en ningún sitio, no hay una norma ni un criterio fijo por el que uno pueda ir o no a la consulta del psicólogo. Las razones, en este caso, pueden ser muchas: sentir ansiedad, estrés, tristeza, miedos, preocupaciones, problemas de alimentación, conflictos emocionales, familia, trabajo, o incluso  no saber cómo definirlo, únicamente sentir malestar o inquietud. Pero, todas estas razones poseen algo en común, el sentimiento de que algo nos impide alcanzar el bienestar y equilibrio que queremos y necesitamos.

Acudir a un psicólogo puede genera en nosotros preguntas, ¿qué nos pasa? ¿necesito, de verdad, acudir a terapia? ¿quizás pueda hacer frente yo solo a esto que me ocurre? Las respuestas a estas preguntas, tienen respuesta, se trata de algo muy valioso, conseguir que tú te encuentres bien. Lograr ese bienestar, requiere de entrar en un proceso de cambio, que en ocasiones, viene de la mano de algo fundamental, pedir ayuda psicológica.

                                                                                                                  “Si la oportunidad no toca, construye una puerta”.

                                                                                                                                                                                     Milton Berle

Podemos ayudarte

Pincha aquí