Mi novio me quiere

Mi novio me quiere

A veces queremos tanto a una persona, que confundimos el amor con control.

Hace poco acudió a mi consulta una chica, muy joven, y venía sintiéndose culpable por el comportamiento que había tenido con su primer novio, cuando tenía 14 años. Me contaba que no entendía porque se había dejado manipular por él para hacer ciertas cosas que ella no quería, que además no entendía que si él la quería tanto porque no entendía y respetaba su postura. Aunque la culpa era de ella por no decirle que no. Y que a día de hoy eso le generaba mucha ansiedad y angustia porque sentía que no se había respetado a ella misma.

 

Hablando con ella, llegamos a varias conclusiones y para trabajar su culpa la sugerí que se escribiera una carta.

Y hoy en este escrito, he querido reflejar, para poder explicar, porque es tan fácil confundir el amor con el control. No solo en adolescentes, también en adultos, y de lo equivocados que estamos muchas veces con el concepto de “amor”.

Que él planee tu vida, que salga con tus amigos, que no te deje salir sola con tus amigos/as, que te llame a todas horas, que te vaya a buscar a casa a las 8 de la mañana, estando él más cerca del colegio, y que luego paséis el día juntos y luego no se vaya de tu casa casi hasta las 10 de la noche y una vez llegado a casa te vuelve a llamar…Sara, eso no es amor, es obsesión, como dice la canción.

 

“… el príncipe azul no te obliga a hacer algo que no quieres…el príncipe azul no te baja los pantalones, ni te hace chantaje.”

 

 

“Puede que,, ahora mismo con 14-15 años no lo sepas, que pienses que el hecho de que te hagan tanto caso y tengan tanto detalles contigo, que sientas que gustas, que te deseen, te guste y que pienses que eso basta, que eso es un novio. Pero no.

“….el hecho de ser detallista, no le excusa. Te hace de menos en público, te menosprecia, y luego te dice que le das vergüenza ajena cuando alzas la voz para defenderte. Ni CASO, DEFIENDETE. NO TE DEJES, Y HAGAS LO QUE HAGAS, NO PASA NADA”

 

“Y ahora llega el momento duro…no te culpo, tu no tienes la culpa. Si, lo hiciste, pero no querías. Ya lo sé. Piensas que eso era amor y que tenias que mantenerlo, y por eso lo hiciste, para que no te presione con hacerlo, porque no quieres eso no entra o crees que no entra más bien. No estás preparada, simplemente. Y si él te quiere, te esperará. Asocias el que te manosee con querer y no. ¿Sabes? En el futuro, te preguntaras porque tu novio no te toca el culo, y pensarás que no le gustas y te rallarás ¿y sabes qué? el  motivo por el que no lo hará será porque te respeta y piensa que es demasiado pronto o que no quiere hacerlo sin que tú lo permitas.”

 

He querido transcribir estos párrafos porque considero que explica bastante bien lo que no es el amor, sino una relación de control, de desigualdad. Una relación tóxica, que empieza con detalles que se confunden con amor, pero que poco a poco te va envolviendo y te llena de inseguridad, miedo, soledad, ansiedad, angustia…en la que dejas de ser tu para volverte dependiente de la otra persona, y pensar que si no está él, no serás nadie, estarás sola porque solo él te puede querer. Eso no es así.

 

Si te sientes identificada con las palabras de Sara desde el Centro de Psicología PSH podemos ayudarte a salir de una relación que te está haciendo daño y que no te hace feliz.

 

 

                                                                                                                                                                      “Aprendí lo que era correcto con la persona equivocada”