Blog

Un lugar para aprender y mostrar tu opinion

Acoso escolar

Acoso escolar

  Cuando nuestros hijos van a la escuela o al instituto uno de las preocupaciones que podemos tener es que estén integrados con los demás niños y que no sufran ningún tipo de agresión. El término bullying ha empezado a estar de moda debido a los numerosos casos de agresiones e intimidaciones que se están dando en los últimos tiempos en los centros educativos. Lo primero que debemos saber sobre el bullying es su definición. Se caracteriza por el acoso y/o intimidación del abusador sobre la víctima, dentro del ámbito escolar. El acosador disfruta sintiéndose superior al acosado y se regocija con el sufrimiento de éste. Que se repita esta experiencia a lo largo del tiempo puede traer consigo graves consecuencias a nivel psicológico. Se considera que el rasgo que define de manera más concluyente el acoso es la situación de desequilibrio: la situación de superioridad o ventaja de quien perpetra la agresión frente a la desventaja o inferioridad de quien la sufre, lo que avala que se denomine a menudo maltrato entre iguales por abuso de poder. Existen diferente tipos de acoso escolar: ● Físico: es el tipo más conocido y se caracteriza por el comportamiento agresivo del acosador, incluyendo patadas, empujones, golpes…Además es el más fácil de detectar porque suele dejar marcas en la piel. ● Verbal: el acosador expresa palabras crueles, insultos, amenazas, intimidación, bromas y frases excluyentes sobre la apariencia, la condición sexual, la etnicidad, la raza o la discapacidad de la víctima. ● Social: es difícil de detectar. El agresor intenta que la víctima no forme parte de ningún círculo social. La víctima termina...

Estrés laboral

Uno de los mayores problemas con los que se puede enfrentar una persona en su trabajo es el estrés. Este se produce como consecuencia de un desequilibrio entre las demandas del ambiente (estresores internos o externos) y los recursos disponibles del sujeto. De tal modo, los elementos a considerar en la interacción potencialmente estresante son: variables situacionales (por ejemplo, una mala relación con un superior en el ámbito laboral), variables individuales del sujeto que se enfrenta a la situación (por ejemplo, las habilidades sociales de que dispone) y consecuencias del estrés. Por tanto, el estrés aparece cuando se hacen ciertas demandas al individuo las cuales tiene que responder pero no posee los recursos necesarios para hacerlo; entonces es cuando aparecen los síntomas. La lista de síntomas de una persona que sufre estrés puede ser muy extensa y variada: – Preocupación – Miedo – Falta de concentración – Inseguridad – Sentimientos negativos – Pensamientos negativos – Palpitacioness, problema estr – Temblores – Trastornos de sueño – Trastornos alimenticios – Dolores digestivos… Existen muchos factores que pueden despertar una respuesta de estrés; cualquier situación o condición que presiona al individuo en su actividad laboral puede provocar la reacción de estrés. E incluso, en ocasiones, aunque la situación objetivamente no sea muy estresante (por ejemplo, puede que sea agobiante para un individuo, pero que no lo sea para otro), si un individuo interpreta dicha situación como un peligro, o como una amenaza potencial, surgirá la reacción de estrés. Pero hay ciertos factores que se han visto que se repiten en personas que ha sufrido estrés laboral como por ejemplo el exceso de...

Cómo entender el duelo

Primero decir, que un duelo es una sucesión de sentimientos, donde se produce un proceso cognitivo de enfrentamiento y reestructuración de la perdida. Se debe elaborar todo de nuevo, sentimientos, roles, la vida… Durante el duelo se deben pasar por una serie de fases: – La primera fase, es la fase del SHOCK: esta etapa puede ser inmediata al fallecimiento o se puede dar días después. Va unida a los sentimientos de aturdimiento, entumecimiento (no saber aún muy bien que ha pasado), es aconsejable despedirse del ser querido, ayuda afrontar la realidad. Hay gente que se queda en esta fase, y no puede completar el duelo. – Después estaría la fase del ANHELO, suele aparecer unas dos semanas después, y es un estado más agudo. Viene acompañada de sentimientos como agitación, desasosiego, enfado, insomnio, desconcentración, culpa… es conveniente en esta fase integrarse de nuevo en la vida. – – La tercera fase sería la de DEPRESION O DESORGANIZACION, suele aparecer entre la cuarta y sexta semana, sigue siendo un estado agudo. Los sentimientos que acompañan esta fase sería depresión, pena, no hacer nada… – La cuarta fase es la de adaptación suele aparecer al año y puede costar hasta tres años, las emociones sentidas suelen ser desvinculación, mas energía, mejora del sueño, deseo sexual… Con frecuencia la fase 2 y 3 se mezcla....
Mi hijo también tiene rabietas

Mi hijo también tiene rabietas

    Muchas madres y padres se preocupan cuando su hijo de 2 años empieza a tener pataletas de forma frecuente. De los 2 años hasta los 3 aproximadamente este tipo de comportamiento es normal, ya que los niños no son capaces de gestionar de forma adecuada algunos sentimientos como el enfado, la ira o la frustración. Por tanto, las rabietas forman parte del desarrollo evolutivo de los niños, que a esta edad empiezan a desarrollar su propia autonomía alejándose de los progenitores y haciendo ver sus necesidades y valores propios. Que formen parte del desarrollo normal del niño no significa que no podamos hacer nada para que disminuyan lo antes posible. En primer lugar es importante no prestar atención al niño mientras esté con la rabieta. Los niños aprenden muy rápido y si consiguen lo que quieren a base de gritos y lloros, repetirán este comportamiento la próxima vez que necesiten o quieran algo. Por tanto, lo más efectivo es no prestarle ningún tipo de atención a pesar de la dificultad que muchas veces esto conlleva. Los padres se ponen nerviosos y lo que desean es que el niño pare lo antes posible, pero hay que pensar que de esta forma lo que conseguiremos es que el niño aprenda a gestionar la frustración y controlar sus emociones. Por otro lado, hay que proporcionarle al niño un buen modelo de tolerancia a la frustración. Así que es importante no gritarle y mantener la calma. Los niños aprenden observando y uno de los principales modelos que tienen son sus padres, por esto es esencial que nos mostremos tranquilos y pacientes....
Las emociones

Las emociones

Normalmente pensamos que las emociones que sentimos vienen provocadas por las situaciones que vivimos, si tenemos situaciones negativas/estresantes damos por hecho que las emociones que sentimos serán negativas, si las situaciones son agradables tendremos emociones positivas, pero eso no es cierto del todo. Primero decir que realmente no hay emociones positivas o negativas, las llamamos así para diferenciar entre emociones que son más agradables o menos agradables, pero todas son importantes y cada una tiene una función. Volviendo al tema inicial, pondremos un ejemplo para explicarlo mejor: – Situación: quedamos con una amiga a las 18:30h, y nuestra amiga no llega. Ante esta situación podremos sentir diferentes emociones, por ejemplo: · Enfado · Tristeza · Preocupación · Indiferencia ¿De qué dependerá que sintamos una u otra? Si dependiera de la situación todos sentiríamos lo mismo y no es así. Dependerá de la interpretación que cada uno haga de esa situación, me explico. Sentiré enfado si pienso: “Que morro tiene mi amiga, piensa que mi tiempo no es valioso y me hace esperar, podría haberme avisado”. Tristeza, si lo que me digo es: “A mi amiga no le importo, no me quiere y por eso llega tarde”. Podré sentir preocupación si lo que me digo es “le habrá pasado algo y por eso no llega”. En cambio podré sentir indiferencia si pienso “le habrá surgido algo, ya llegará” y me pongo a leer un libro para distraerme. Esto lo que nos indica es que nuestras emociones no dependerán en sí de lo que nos pase, sino de lo que nos decimos nosotros mismos en las diferentes situaciones. Es importante saber...

Asertividad

¿Te cuesta decir NO? Te llama tu jefe para pedirte que en las próximas semanas te involucres en un nuevo proyecto que te llevará muchas horas extra trabajo, a pesar de que tu vida personal se resentirá le dices SI ; tus amigos insisten en salir después de cenar a bailar y a ti no te apetece pero piensas: “si les digo que no creerán que soy un aburrido y no me volverán a llamar en otras ocasiones” terminas diciendo SI; una dependienta te ofrece un nuevo producto que no necesitas pero la presión del momento con todos los demás clientes esperando para ser atendidos termina haciendo que te lo lleves, dices SI; un amigo te pide dinero, estás en un mal momento económico pero piensas que si te niegas perderás a tu amigo por egoísta, terminas diciendo SI … ¿En cuantas situaciones has acabado diciendo sí cuando en realidad querías dar una respuesta negativa? Existen muchas situaciones cotidianas en las que nos encontramos en la necesidad de utilizar nuestra asertividad o terminamos haciendo lo que otros quieren. Cuando se da esta situación muchas veces nos sentimos presionados para decir sí, pero una vez hemos contestado normalmente nos sentimos enfadados con nosotros mismo por no haber sabido defender nuestros derechos. Pero por otro lado, cuando decimos no nos invade un sentimiento de culpabilidad o miedo al rechazo de la otra persona. La asertividad como otra capacidades se puede aprender. Al principio puede resultar difícil pero según vas avanzando y defendiendo tus deseos, la culpa por ello va disminuyendo y aumenta la autoestima. A largo plazo los sentimientos negativos que...